Mancomunidad Trinacional, rechaza explotación minera en región Trifinio.

San Salvador, martes 7 de junio 2022. Los gobiernos locales que integran la Mancomunidad Trinacional Fronteriza Río Lempa, expresaron hoy su rechazó a cualquier forma de explotación minera en especial la de Cerro Blanco en Asunción Mita, Jutiapa, Guatemala; que amenaza los recursos naturales, la salud y la economía de 4.5 millones de personas, por lo que llamaron a los gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador, tomar las medidas necesarias para garantizar los derechos de las personas y no priorizar a las empresas.

“El gobierno de Guatemala le ha dado los avales a la minera, y si ustedes se dieron cuenta está es la segunda oportunidad que ha cambiando de nombre, eso sucede cuando las cosas no están bien”, dijo el alcalde de Esquipulas, Guatemala, Carlos Lapola, quien añadió, “nosotros seguimos con esa exigencia a través del poder local y conscientes que el más afectado es El Salvador, por eso decimos, el beneficiado puede ser para Asunción Mita y sus alrededores, pero el daño atraviesa todo Guatemala, Honduras y vendrá a terminar en El Salvador”, afirmó.

En el 2007, el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales de Guatemala, aprobó un Estudio de Impacto Ambiental, a la empresa ENTREMARES S.A., el cual fue rechazado en dos ocasiones por el equipo de Gestión Ambiental del mismo ministerio, ya que contenía inconsistencias y falta de información. No obstante, la empresa obtuvo la licencia de explotación del proyecto minero “Cerro Blanco”, luego vendió sus derechos mineros a la empresa canadiense BLUESTONE RESOURCES.

La compañía canadiense, cambio la metodología subterránea de túneles a minería de cielo abierto, que es mucho más destructiva y cuyos daños al ambiente, al agua y a los ecosistemas son irremediables e irreversibles. La licencia para la extracción a cielo abierto, aún no ha sido aprobada, ni el estudio de impacto ambiental, pero la extracción y los daños avanzan.

Alcaldes y concejales municipales de doce municipios de la región Trifinio que integran la Junta Directiva de la Mancomunidad Trinacional Fronteriza Río Lempa, MTFRL, estaban presentes en la capital salvadoreña, para dar su posición ante la sociedad y comunidad internacional.

“Como gobiernos locales hemos venido trabajando con la Mancomunidad Trinacional, haciendo esta clase de denuncia y realmente no hemos tenido una respuesta concreta (del gobierno), nuestro municipio es vecino donde se esta realizando está explotación minera, con el cianuro y arsénico que utilizan para sacar el oro, que a futuro nos va a perjudicar a todos”, declaró ante la prensa nacional e internacional, Hugo Martínez, Concejal de Santa Catarina Mita, Jutiapa, Guatemala.

Para el alcalde de Sinuapa, Honduras, César Agustín, presidente de la Junta Directiva de la MTFRL, el objetivo de la conferencia es “que el gobierno de Guatemala tome la iniciativa de poder frenar la explotación de está mina, porque sus químicos contaminarán el río Ostua, (Guatemala) que desemboca en el lago de Guija (El Salvador) el cual es tributario del río Lempa, esto va afectar la Salud de muchas personas, en especial en El Salvador a donde van a ir a parar todas esas aguas contaminadas”, afirma.

La visión de los miembros de la Mancomunidad Trinacional, no es alentadora, según Miguel Villela, vice alcalde de Ocotepeque, Honduras, el dañó que provocará la explotación minera es impactante “en números la explotación pasará de 1 mil toneladas a 11 mil toneladas diarias, su manto acuífero que estaba en 460 metros sobre nivel del mar, con la explotación actual a llegado  a 440, y con la explotación a cielo abierto llegará a 210 mts sobre el nivel del mar, eso es un impacto ambiental extremadamente importante”, ejemplifica.

Y va más allá, “el territorio a explotar es 1,200 mts eso lo convertirá en la estructura más alta que cualquier edificio de Guatemala, serán 175 mts de altura; la cantidad de químicos a utilizar serán 8 toneladas de cianuro y 3 toneladas de nitrato de plomo, serían 11 toneladas diarias de químicos que van a contaminar todo el campo agrícola y ambiental. Por eso, pedimos a los vicepresidentes de los tres países que discutan este tema en Plan Trifinio y busquen una solución que beneficie a la población de nuestros países”, demanda.

Ante el cuestionamiento de la prensa sobre la falta de respuesta de los gobiernos, Beddy Botto, alcalde de Candelaria de la Frontera, municipio que recibiría de forma directa las aguas contaminada de la mina Cerro Blanco, manifestó “El gobierno de El Salvador ya se pronunció, y no estuviéramos haciendo esto (conferencia) sí el gobierno de Guatemala lo hubiera frenado, por eso es necesario frenarlo porque aguas abajo El Salvador será afectado; a largo plazo puede haber un desarrollo para esa comunidad, pero una catástrofe para el mundo”, declaró.

Para el gerente de la MTFRL, Héctor Aguirre, el gobierno de El Salvador “necesita hacer acciones más contundentes hacia el gobierno de Guatemala, solicitó información y la respuesta fue que el agua de ese campo geotérmico, no va a ser drenada al río Ostua. No hay forma de detener millones cúbicos de agua que están siendo drenados desde el 2007 al río Ostua y este al lago de Guija que luego van a parar al río Lempa. Creemos que el gobierno de El Salvador, está haciendo acciones tibias y no contundentes para salvar a más de 4.5 millones de población afectada”, sostiene.

“El gobierno de Guatemala esta en obligación de cumplir el tratado de Plan Trifinio, el cual expresa que los Estados deben actuar de forma conjunta y coordinada para dar soluciones satisfactorias a los problemas de las poblaciones y al manejo sostenible de sus recursos naturales”. Por lo tanto, dicho gobierno “está violando un tratado internacional y debe sentarse con los gobiernos de El Salvador y Honduras, para evitar daños a terceros, que es un derecho internacional de todas las poblaciones aguas abajo”, exigió Aguirre.

Finalmente, los alcaldes y concejales de los gobiernos locales, hicieron un llamado a la ciudadanía de Guatemala y El Salvador, a través de sus organizaciones de sociedad civil, para que asuman una posición vigilante, crítica y participativa ante esta actividad económica que lejos de traer el verdadero desarrollo, trae enfrentamientos, afectaciones a la salud de las poblaciones, corrupción y pobreza.

SpanishEnglish